5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 30 de octubre 2021

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 30 de octubre 2021

HACIA DONDE VAMOS


A dos semanas de las elecciones legislativas, pensamos los dos escenarios más probables para la economía que dependeran de la dirección elegida por el Gobierno en base a los resultados que obtengan. En un contexto repleto de variables macrofinancieras desalineadas y un Gobierno que no brinda precisiones del rumbo, se complejiza el análisis para la toma de decisiones financieras.

El primer escenario presentado es al que le asignamos mayor probabilidad de ocurrencia, donde se asume que el gobierno acelerará las discusiones con el FMI y alcanzará un acuerdo sobre el conjunto de políticas económicas a implementar en los próximos años para reducir los desequilibrios macroeconómicos. Ese acuerdo debe ser validado en el congreso y luego aprobado por la junta directiva del organismo internacional. Así el FMI realizaría desembolsos con nuevos plazos (más largos) que permitirían cubrir los pagos que Argentina debe realizarle en 2022 y 2023 por un total de USD 38 mil millones. El primer vencimiento importante es en marzo de 2022 (USD 2.9 mil millones) pero antes hay que pagar USD 3.4 millones entre diciembre y febrero, muy probablemente haciendo uso de reservas internacionales netas (unos USD 8.2 mil millones incluyendo USD 2.4 mil millones remanentes de los DEGs recibidos en agosto).

La campaña electoral oscurece el camino crítico al escenario base. La retórica anti-FMI es consistente con un esfuerzo para aumentar votos por parte de un sector de la población, y no implican necesariamente un rompimiento con el mismo. Sin embargo, es difícil extraer la señal. Las declaraciones recientes de referentes de las distintas alas de la coalición gobernante aumentan la probabilidad de un accidente. Es posible que el gobierno no alcance un acuerdo a tiempo y con bajas reservas internacionales, el país entre en atrasos con el FMI. Cuatro meses pueden ser poco tiempo cuando los desacuerdos en materia de política económica no son menores. Incluso, si el acuerdo no es apoyado por todas los sectores de la coalición gobernante, se haría difícil conseguir el apoyo de la oposición en el Congreso. 

La inflación es alta y podría ser mayor. Se estima que la inflación anualizada del trimestre terminado en octubre fue 44%, ritmo

sustancialmente superior al de depreciación del peso en igual período (13% anualizado). En nuestro escenario base, el crawling

peg se acelera después de las elecciones de noviembre. Es cada vez más desafiante asumir que la credibilidad del acuerdo y el compromiso con el mismo sean suficientes para reducir significativamente una brecha cambiaria que se amplía cada día.

Por ello, la probabilidad de un salto discreto adicional del tipo de cambio no es baja. En todo caso, la inflación se aceleraría y el banco central debería proporcionar un ancla con una reducción significativa en el financiamiento del Tesoro y con mayores tasas nominales. Si prevaleciese el escenario de no acuerdo, es muy probable que la autoridad monetaria postergue lo más posible la depreciación del peso y endurezca aún más los controles. El aumento de la expectativa de devaluación resultaría en una ampliación de la brecha cambiaria y la inflación subiría de todos modos.

Por otro lado, volvieron los jueves de regulaciones del BCRA. En primer lugar, a través de la Comunicación A7385 el BCRA flexibilizó las restricciones sobre los pagos de importaciones de insumos y bienes de capital. Recordamos que a principios de octubre el BCRA había fuertemente limitado el pago anticipado de las importaciones, buscando reducir la demanda de divisas en el MULC. En segundo lugar, la Comunicación A7384 establece que los turistas extranjeros podrán abrir una caja de ahorro bimonetaria con un tope de transferencia de USD 5.000. Podrán vender sus dólares al dólar MEP en la bolsa para hacerse de pesos, por lo que entendemos que la norma busca canalizar esos dólares al mercado oficial en vez del paralelo. Por último, el BCRA en la Comunicación A7383 les mejoró marginalmente a los bancos las regulaciones sobre los encajes. Ahora, podrán encajar parte de los depósitos con deuda soberana en pesos (excluyendo los bonos dólar linked) con vencimiento no menor a 120 días corridos, cuando antes eran 180 días. Entendemos que esta norma buscaría incrementar el financiamiento de los bancos al Tesoro Nacional.


PANORAMA E INVERSIÓN


La curva invertida de los dólar-linked en el corto plazo muestra que los inversores están dispuestos a pagar (y bastante) por cobertura cambiaria. Los rendimientos son devaluación menos 8,6% a abril 2022 y devaluación menos 5,9% a noviembre de 2022. Pero también se puede conseguir cobertura con bonos ajustables por CER ya que captan en un período breve de tiempo el ajuste cambiario y no tienen problemas de liquidez.

Los bonos CER rinden entre 1,3% real a marzo de 2022 y 1,6% a septiembre de 2022. Seguimos creyendo que estos bonos presentan un atractivo interesante para inversores pacientes frente a una perspectiva inflacionaria desafiante en cualquiera de los dos escenarios. Para trading, los bonos dólar linked son atractivos pero hay que ser rápido. Hay valor en septiembre para quienes ven el escenario de demora en la devaluación.

Contenidos relacionados

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 11 de diciembre 2020

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 11 de diciembre 2020

Leer más
5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 19 de diciembre 2020

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 19 de diciembre 2020

Leer más
5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 09 de enero 2021

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 09 de enero 2021

Leer más