5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 06 de noviembre de 2021

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 06 de noviembre de 2021

LO QUE QUEDA ES LA POLÍTICA


Desde hoy hasta el 14 de noviembre, las medidas económicas ya no tienen el tiempo necesario para impactar en la decisión de los votantes, con lo cual la política hará su último intento por convencerlos. Sabemos que la economía post pandemia mantiene desequilibrios que impiden la normalización de distintas variables financieras por lo que esperamos escuchar definiciones de fondo una vez conocidos los resultados electorales.

A 8 días de las elecciones, las encuestas y los indicadores de confianza anticipan resultados similares a los de las PASO. Por un lado, el Índice de Confianza en el Gobierno de Di Tella, que en el pasado mostró una alta correlación con los votos obtenidos por los oficialismos, se ubicó en un nivel consistente con una intención de voto de 30,4% a nivel nacional, 35,6% en Buenos Aires, 29,0% en la CABA y 28,2% en el Interior. Por otro lado, el promedio de encuestas que seguimos sugiere que el Frente de Todos perdería por 11% a nivel nacional, 3% en Buenos Aires y 22% en la CABA. 

En caso de confirmarse estos resultados en las elecciones generales de la semana que viene, el Congreso se encaminaría hacia un mayor equilibrio entre las dos principales fuerzas políticas, ya que el oficialismo no lograría aumentar su peso en la Cámara de Diputados y perdería el quorum propio en el Senado.

Una vez definida la elección, la atención pasará a estar posada sobre el escenario poselectoral. En este camino, lo primero que habrá que recalibrar será la política cambiaria, ya que el punto de partida muestra un bajo stock de reservas netas y una brecha cambiaria mayor al 100%. Lo más probable es que el equipo económico se incline por un sendero de corrección gradual, con una tasa de devaluación de entre 4 y 5% m/m durante varios meses apostando por reducir la brecha y estabilizar las reservas. Si bien la corrección tomará más tiempo bajo un esquema gradual, se trata de una estrategia más atractiva políticamente de manera que supone asumir un menor costo político en un contexto que muestra un importante descenso de la confianza en el gobierno.

Para que una estrategia gradual tenga una mayor probabilidad de éxito en términos de su capacidad de descomprimir las expectativas de inflación y devaluación, deberá ser acompañada por un menor financiamiento monetario para contener las presiones sobre la inflación y el tipo de cambio implícito en los activos financieros. Sin acceso al financiamiento externo y con un mercado doméstico limitado, esto requerirá una política fiscal más austera que el déficit primario de 3,3% del PBI estipulado en el Presupuesto 2022, de manera de reducir las necesidades de financiamiento del Tesoro. 

En un año de actualización de precios relativos, la inflación se aceleraría a la zona de 55% a pesar de que el financiamiento monetario sería similar al de este año. Desde un enfoque de inflación de costos como el que postula el equipo económico, pesarán el aumento de la tasa de devaluación y la actualización de las tarifas tras más de dos años de congelamiento. Enfocando la cuestión por el lado de la demanda, las expectativas se mantienen desancladas ante un horizonte que muestra un desafiante perfil de vencimientos de deuda en pesos y a la emisión como gran fuente de financiamiento. 

Como evento más destacado de la semana, conocimos la medida de forzar a los bancos a reducir sus tenencias cash de moneda extranjera al promedio de octubre, la cual tuvo en forma inmediata el impacto esperado. El BCRA compró u$s 190M en el MULC (un tercio de lo que vendió en las 5 ruedas previas) y el A3500 se apreció levemente (subió +22,5 centavos en la semana, prácticamente en línea con el ritmo diario de 3 centavos). Fuera de esto, no hubo cambios significativos en el frente cambiario, dado que  el CCL libre cerró a la baja en 215,75.


PANORAMA E INVERSIÓN


Entre los instrumentos en pesos, consideramos que es momento de mantener una alta exposición a instrumentos de cobertura, tanto inflacionaria como cambiaria. En este sentido, los instrumentos ajustables por CER se mantienen como nuestra opción preferida para capitalizar una mayor compresión de las tasas de interés reales en un contexto que mostrará una elevada emisión monetaria en la recta final del año y un aumento de las expectativas de inflación. Probablemente, estos factores harán que la compresión de tasas reales sea más pronunciada en el tramo corto de la curva, razón por la cual destacamos al T2X2 y TX23 como nuestras opciones preferidas.

Los instrumentos de cobertura cambiaria siguen en nuestro orden de preferencia, aunque es importante destacar algunas cuestiones. Ante todo, el sendero de tipo de cambio real que iguala los retornos esperados entre CER y dollar-linked sugiere que el mercado no descuenta un salto discreto del tipo de cambio oficial, sino que anticipa una aceleración de la tasa de devaluación. Las valuaciones descuentan que en 2022 se corregirá el grueso de la apreciación real que se dio en 2021, algo que luce optimista y será desafiante con una inflación en 55%. Finalmente, los futuros descuentan una tasa de devaluación en el rango 4,50-5,75% m/m después de las elecciones. Estos factores nos llevan a esperar que los instrumentos CER tengan un mejor desempeño que los dollar-linked, aunque para inversores buscando cobertura cambiaria destacamos al T2V2 y TV23.

Contenidos relacionados

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 11 de diciembre 2020

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 11 de diciembre 2020

Leer más
5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 19 de diciembre 2020

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 19 de diciembre 2020

Leer más
5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 09 de enero 2021

5 MINUTOS INFORME SEMANAL FINANCIERO - 09 de enero 2021

Leer más